El calendario deportivo comienza a formar parte del de entidades públicas y privadas para generar recursos Apenas existen estudios sobre su importante

El turismo de congresos ha muerto. Viva el turismo deportivo. Sin entrar en delicados matices, este podría ser el lema de la estrategia económica adoptada desde hace un tiempo por muchas organizaciones, federaciones y gobiernos públicos en Galicia. El impacto económico de las grandes pruebas (tanto por el número de participantes como por el alto nivel de sus competidores) parece palmario, aunque son escasos los estudios económicos que los puedan avalar.

El Instituto de Estudios Turísticos y Egatur (Encuesta del Gasto Turístico) estimaron en casi diez millones los turistas extranjeros que realizaron actividades deportivas en España.

Entre los datos manejados por Championchipnorte el perfil que sostiene este nicho de mercado es el de un varón de 35 a 44 años que practica deporte de forma ocasional y que prioriza el running, el trail, ciclismo, entrenamiento, hoteles y restaurantes. La empresa lucense, prestadora de servicios en las carreras más importantes de Galicia, cuenta con diez trabajadores fijos en plantilla, más otra decena de empleados de refuerzo los fines de semana, para sostener una capacidad de organización de diez eventos simultáneos el mismo día. En el 2016 completó 450 citas en los que el 31 % de los competidores procedían de fuera de Galicia. Las cifras acumuladas son apabullantes, con 1,6 millones de corredores cronometrados y 220.000 deportistas en su base de datos.

Corrobora la creciente tendencia la Federación Gallega de Atletismo (FGA), que pone como ejemplo la última edición de la media maratón Coruña21, en la que participaron 228 mujeres y 1.535 hombres. Solo 650 de estos deportistas viven en la ciudad herculina. Era habitual que la organización de esta prueba (como ahora también hacen otras como la media maratón O Gran Camiño, entre Arzúa y O Pino) llegase a acuerdos con restaurantes locales para ofertar menús con precios especiales para los atletas y sus acompañantes.

 

PARA TODAS LAS EDADES

El creciente volumen de participantes ha modificado la logística de las carreras populares que, indirectamente, ha podido servir para dinamizar la actividad económica de la zona donde se celebre la prueba. Por ejemplo, la obligatoriedad de recoger los dorsales la víspera de la carrera. «Esta acción facilita el reparto y además la ciudad se beneficia del aforo de corredores. Aunque los más beneficiados son los puntos de recogida de los dorsales, ya que los atletas son clientes potenciales del local, tienda o de donde se entregue el material de la carrera», explican desde la FGA, que añaden otro nicho de mercado: muchos corredores participan en más de una carrera cada fin de semana, en ocasiones acompañados de sus hijos, para quienes los organizadores preparan pruebas o servicios de cuidado o entretenimiento (incluso con magos para los más pequeños). «Vivimos una auténtica transformación y una nueva forma de vida», concluyen desde la FGA.

Bajo el mismo prisma, el Concello de Pontevedra protagoniza el ejemplo más claro de un plan de actuación anual orientado al deporte. Procurando que el retorno económico a la ciudad sea desestacionalizada para mantener el nivel de flujo fuera de la temporada alta turística no deportiva, el Concello establece como objetivos «a promoción do deporte de base, a programación de eventos de elite, a maior repercusión económica posible para a cidade, ademais da proxección exterior».

Pontevedra vive inmersa en el deporte, con la facultad de Fisioterapia, la escuela de Ciencias da Actividade Física e do Deporte, el Centro de Tecnificación Deportiva (con varios olímpicos), las mejores instalaciones de piragüismo de Galicia en Pontillón do Castro, la piscina olímpica de Ponte Muíños… además de una amplia red de sendas y circuitos para correr, entrenar y andar. «O Concello se propuxo aproveitar estas sinerxias para potenciar a actividade económica a través de facultativos de alto nivel, expertos en lesións deportivas e creando un modelo idóneo para a práctica e a organización de eventos deportivos, grazas ós espazos gañados aos vehículos para os cidadáns, a proximidade do río Lérez e os circuitos mencionados», dicen.

«Pontevedra aposta por tódolos deportes (xeralmente lonxe do fútbol) de categorías inferiores. Os participantes soen achegarse acompañados da familia, ademais dos clubes e adestradores [el Europeo júnior de lucha podría atraer en el 2019 a 800 deportistas con sus acompañantes]. Cando os campionatos son de súper élite, como un Campionato do Mundo, trátase de traer campeticións de clasificación por tramos de idade. Este nivel tamén engade beneficios en proxección exterior» , argumentan.

La ciudad del Lérez acoge cada fin de semana alguna prueba de gran calado en disciplinas como triatlón, piragüismo, lucha, tiro olímpico, ciclismo, gimnasia, tenis de mesa, taekuondo… El balance, por ejemplo, del nacional absoluto de natación fue, con una inversión de 43.000 euros, un retorno directo de 234.348 euros (un gasto diario de 259 euros por persona) y un impacto mediático valorado en 1.217.317 euros. Los subsectores más vinculados al turismo son los más beneficiados. Según datos del Ayuntamiento de Pontevedra, los hoteles absorben o 32,8 % del gasto, los restaurantes o 25,7 %, las tiendas el 17,7 %, las actividades turísticas el 8,1 %, los desplazamientos el 8 % y las actividades de ocio, el 1,9 %.

LOS RALIS

El grupo SETrg de investigación de la Universidade de Vigo en economía del deporte, industria del ocio y turismo también efectuó otro estudio sobre el impacto económico de tres ediciones del rali de Ourense (del 2009 al 2011), que llegó a estimarse en 1,2 millones de euros (rondando el 11 % de retorno de la inversión pública realizada), a una media de 126 euros por día de gasto por asistente, principalmente en alojamiento y comida. Esto entronca con el plan inicial de la Federación Gallega de Automovilismo para el autonómico de ralis de asfalto de esta temporada, en la que se incluían actividades complementarias de ocio destinadas a los espectadores, como conciertos o espacios de alimentación compartidos con los pilotos.

Uno de los organizadores más activos en este sentido es el del rali de A Coruña, Álvaro Muñiz, por medio de su escudería One Seven. La última edición de la carrera movilizó a 900 participantes, 270 personas de la organización y más de 50.000 espectadores. Basándose en un estudio de la Universidade de Vigo sobre el rali de Ferrol del 2014 que estima un gasto efectuado en Ferrolterra superior a tres millones de euros, One Seven calcula un impacto económico de unos 65.000 euros por parte de los participantes; 1,2 millones procedentes de los espectadores locales y 2,3 millones de los aficionados desplazados. El coste del rali ronda los 90.000 euros, de los que 24.000 corresponden al seguro.

«El rali de A Coruña es uno de los eventos más grandes que tiene la cuidad en todo el año. Es importante cubrir los meses más flojos en hostelería y turismo. Muchos aprovechan para quedarse unos días», explica Muñiz. Corrobora la tendencia Javier Morán, presidente de la comisión de fiestas de Boedo, uno de los puntos de paso del rali: «Xa é patrimonio noso».

Championchipnorte, la «big data» se pone las zapatillas de deporte

La big data se ha calzado las zapatillas de deporte. La lucense Championchipnorte (CCNORTE-MYLAPS), fundada en el 2001 es la empresa líder en cronometraje electrónico, gestión de eventos deportivos y carreras populares en el noroeste peninsular.

CCNorte fue pionero en poner en marcha servicios para los organizadores de cualquier acontecimiento deportivo (running, campo a través, triatlón, duatlón, marchas cicloturistas, trail, travesías a nado, BTT, DH, MTB, BMX, descensos, ciclismo…) como búsqueda de patrocinios, difusión en medios, web y redes del evento, preparación de cartelería, merchandising e inscripción de atletas, además de garantizar toda la producción del evento, no solo cronometraje, sino también seguridad, montaje de estructuras, diseño y entrega de dorsales, avituallamientos…, para finalizar con entrega de premios, diseño de trofeos, gestión de estadísticas y material multimedia.

El hábitat de CCNorte se completa con consultoría, dorsales personalizados con tecnología QR, montaje y alquiler de estructuras y soportes publicitarios, gestión on-line, cronometraje electrónico, videollegadas personalizadas, seguimiento en vivo, comunicación, publicidad y márketing, resultados inmediatos en el móvil, encartes de bolsas del corredor, merchandising exclusivo y seguros para eventos deportivos.

«El mercado nos ha obligado a crecer y a aumentar el riesgo en inversiones y personal, pero no podemos permitirnos dejar de dar servicio a clientes por coincidencias de calendario», explica Javier Romay, director comercial.

 

«Cada vez es más atractivo compaginar ambas actividades»

La técnica deportiva, entrenadora personal y atleta popular Feli López Arnau es uno de los ejemplos palmarios de esta creciente actitud por parte de los deportistas, principalmente, aficionados.

«Creo que se ha aprovechado la mecánica del runner para aplicarlo al turismo. La gente consultaba páginas como correrengalicia.com para ver qué hacer cada fin de semana. Esto, sumado a que hay hoteles que ya te incorporan cenas o desayunos especiales para los eventos, hace que sea más atractivo el poder compaginar ambas actividades», argumenta.

Ella misma recuerda un par de ocasiones en las que combinó turismo y deporte. «La primera de ellas y con más estancia fue la de Cambados. Busqué un alojamiento que estuviera céntrico para poder acceder a la carrera sin problemas. Estaba súper bien. Nos fuimos ya el viernes e hicimos la Ruta del Agua, recomendable a todo el mundo. Por la noche fuimos a cenar y a tomar unos albariños y conocer un poco más la zona. Al día siguiente, carrera y ruta de vuelta con parada para comer», relata.

«Otra de ellas fue la que busqué cuando quise hacer la prueba de Lourenzá (Carrera das Fabas). Esa fue un poco más completa. Encontré un spa en Viveiro y llegamos el viernes. Entramos con acceso ilimitado a la zona de aguas y una vez llegó la tarde nos fuimos a cenar a un restaurante típico de la capital de A Mariña lucense. Al día siguiente carrera por la zona y visita a la playa de As Catedrais», recuerda.

«Las demás ocasiones (Carballo, Santiago, Ponteceso) no fueron con estancia nocturna, pero sí con quedada de grupo para comer. Siempre hay una buena excusa para acompañar con una buena comida de Galicia», concluye.

Ya en su momento, Blas Rodríguez, responsable técnico de Trail Fragas do Eume y Quiroga Trail Challenge, sostenía «que es fundamental la existencia de los trails porque generan riqueza en las zonas donde se celebran y un desarrollo de los medios naturales. Una de las cosas más positivas de estos fenómenos deportivos es el movimiento de gente que se da de una zona a otra de Galicia».

 

Fuente: La Voz de Galicia