Seis consejos para corredores principiantes

Todos hemos sido alguna vez principiantes en el running y en muchos deportes y eso nos llena de dudas y nos hace quedarnos en nuestra zona de confort y no empezar. Por ello, os vamos a dar ese empujón que os falta con un artículo de los consejos básicos para empezar a correr y por si acaso para todos aquellos que están a punto de cerrar este artículo os decimos que el único y gran consejo es … ¡DISFRUTAR! 😉

Y ahora al tema básico para evitar lesiones y tener una ropa deportiva adecuada, os dejamos nuestros seis consejos básicos:

1. Entrenamientos sin lesión

Debemos de progresar entrenando poco a poco, salir 3 veces por semana y realizar entrenamientos elevando el nivel poco a poco. Primero debemos de fortaleces el cuerpo, descansar lo necesario, no entrenar hasta que el cuerpo no pueda más y por supuesto un calzado adecuado. Si vamos poco a poco en los entrenamientos podremos evitar una lesión y así seguir nuestro plan de running.

2. Metas, pero realistas

Estás comenzando a correr, no esperes realizar un maratón a la semana siguiente. Ve evolucionando poco a poco y fijándote metas cada día, siempre basándote en la cordura ¡No dejes el realismo a un lado! Un ejemplo es ponernos como primer objetivo correr 30 minutos sin parar, después ir subiendo a una hora y también evolucionar no solo en correr sin parar sino en ponernos unos kilómetros y un tiempo. Con esto nos iremos preparando con sentido y sin hacernos daño.

3. Nada de correr en cinta

Aunque pueda parecer un buen modo de comenzar os decimos claramente que lo descartéis ya que es una superficie dura y, a pesar de forzarnos a llevar un ritmo constante, no permite que nuestra zancada sea todo lo natural que debería, pudiendo incluso crear molestias.

4. Equípate bien

Aunque pueda parecer algo secundario es muy importante tener un buen calzado y adecuado para correr, al igual que la ropa y sus características. Si tu presupuesto es justo lo más importante y básico es tener unas zapatillas correctas, pero si eres una mujer también es bueno invertir en un sujetador deportivo de buena calidad.

5. Caminar y entrenar también es bueno

Si no has hecho ejercicio en muchos años, vas a tener que caminar. Y no pasa nada si lo haces, es normal. Lo que no se puede pretender es salir a correr el primer día y querer hacerlo durante 45 minutos seguidos. Correr lento es primordial. Y si no puedes, párate y camina, hazlo rápido para que no sea muy brusco el cambio y retoma la marcha en unos minutos. Ten en cuenta que la mayoría de los planes para empezar a correr tiene en cuenta parones y se basa en intercalar tramos de carrera con descansos andando.

Además no todo se basa en correr, debemos de fortalecer nuestro cuerpo realizando entrenamientos y estiramientos, con esto mejoraremos nuestro cuerpo y mejoraremos a la hora de correr.

6. Compañía y tener el control de tus entrenamientos

Una de las ventajas de salir a correr es que puedes hacerlo cuando quieras, sin tener que reservar una pista o tener que quedar con otra gente.  Aún así no correr solo puede darnos motivación y además aumentar nuestras ganas para salir y pasarlo bien.

Además es importante seguir nuestros entrenamientos, podemos apuntarlos de un modo clásico con bolígrafo y papel o actualmente hay diversas aplicaciones de móvil que te contabilizarán todo con solo instalarlas y activarlas al comenzar. Algunas de ellas son Runtastic o Endomondo.

¿Os animáis?